dimecres, 5 de desembre de 2012

LAS PLANTAS

Intoxicación por plantas

Algunas plantas que frecuentan los hogares son un peligro potencial, sobre todo, para los niños y los animales de compañía...  LEER MÁS
  • Por TERESA ROMANILLOS  EROSKI CONSUMER
  • Intoxicación por plantas navideñas
    Las fiestas navideñas llenan los hogares de algunas de las especies con mayor potencial tóxico.
    El popular acebo es un elemento decorativo habitual que puede causar intoxicación, si se ingieren sus atractivos frutos rojos. En caso de que esto ocurra, produce vómitos, dolor abdominal, diarrea y, en casos extremos, convulsiones. En los adultos, la ingestión de unas 30 bayas puede originar cuadros graves mientras que, en el caso de los niños, una menor cantidad causa serias consecuencias.
    El muérdago, muy ligado a la Navidad, también puede provocar intoxicaciones que no suelen revestir gravedad. Sus bayas, que parecen diminutas uvas, también pueden resultar sugerentes para los más pequeños. La ingestión de algunas unidades provoca trastornos digestivos, pero si la cantidad consumida es elevada, pueden producirse problemas cardiacos de cierta relevancia.
    La flor de Pascua, también conocida como poinsettia, es otra de las aportaciones navideñas que no debemos dejar al alcance de los niños por su toxicidad. Su savia es tóxica; si se mastica o se ingiere, puede producir irritación en la mucosa oral, naúseas, vómitos y diarreas.