dilluns, 7 gener de 2013

ALTAS CAPACIDADES


Los alumnos y alumnas con altas capacidades intelectuales pueden presentar necesidades educativas específicas en relación con la oferta diseñada por su centro escolar y requerir la puesta en marcha de recursos técnicos y humanos para darles respuesta.
El Equipo Específico de Altas Capacidades del CREENA atiende a las demandas formuladas por los centros educativos de nuestra Comunidad en relación con alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo por sus altas capacidades intelectuales.

 CARACTERÍSTICAS DE LAS ALTAS CAPACIDADES INTELECTUALES


1.Obtienen en pruebas individuales de inteligencia puntuaciones significativamente por encima de la media (por lo menos dos desviaciones típicas).
2. Presentan diferencias cognitivas cuantitativas en relación a las personas de su misma edad y condición: son más rápidos procesando la información, aprenden antes, tiene una alta memoria, mayor facilidad para automatizar las destrezas y procedimientos mecánicos (lectura, escritura, cálculo...).
3. Presentan diferencias cognitivas cualitativas en relación a las personas de su misma edad y condición: conectan e interrelacionan conceptos. Poseen y construyen esquemas complejos y organizados de conocimiento, muestran más eficacia en el empleo de procesos metacognitivos.
4. Desarrollo madurativo precoz y elevado en habilidades perceptivo-motrices, atencionales, comunicativas y lingüísticas.
5. Obtienen en pruebas de creatividad puntuaciones significativamente más elevadas que la media. Abordan los problemas y conflictos desde diversos puntos de vista aportando gran fluidez de ideas, originalidad en las soluciones, alta elaboración de sus producciones y flexibilidad a la hora de elegir procedimientos o mostrar opiniones y valorar las ajenas.
6. Suelen mostrar un elevado interés hacia contenidos de aprendizaje de carácter erudito, técnico o social. Dedican esfuerzos prolongados y mantenidos en asimilarlos y profundizar en ellos llegando a especializarse en algún tema de su interés.
7. Tienden a responsabilizarse del propio éxito o fracaso (locus interno de control). Muestran independencia y confianza en sus posibilidades.
8. Con frecuencia muestran gran interés por la organización y manejo de los grupos de trabajo y manifiestan tendencia al liderazgo.