diumenge, 19 de gener de 2014

¿Por qué no podemos decir palabrotas?

Este fue el debate abierto por los alumnos y las alumnas de cuarto esta semana, cuando estudiábamos la ortografía de la letra "J" y las palabras acabadas en "-aje" y "-eje".
Apareció la palabra "follaje" y claro, entre los más espabilados comenzaron las risitas... Primero explicamos el significado literal de la palabra "follaje" y después analizamos las risitas: Es que "follaje es de follar", es que "has dicho una palabrota"... Estuvimos viendo que podemos utilizar sinónimos para las palabras malsonantes...
El caso, es que dedicamos toda la sesión a decir palabrotas (que me perdonen los papás).
Los alumnos se extrañaron de la cantidad de palabrotas que yo sabía, je,je... y yo de la cantidad de palabrotas que sabían ellos.
Decidieron que no les gustaría tener una maestra que dijera esos "tacos" porque les asustaba y "no quedaba bien". Tampoco unos papás o mamás que las dijeran.
Analizamos las situaciones en las cuales las personas suelen decir "tacos" y por qué lo hacen.
La conclusión fue que no debemos decir palabrotas porque son malsonantes, agresivas y no nos gusta.
En el siguiente enlace podéis leer más sobre la fascinación de las palabrotas en los niños
LAS PALABROTAS LES FASCINAN